Caracalla, el emperador romano que se creía la reencarnación de Alejandro Magno

Alejandro Magno ha sido considerado en la antigüedad como símbolo de virtud política y militar, muchos emperadores y reyes buscaron en su figura, elementos para obtener legitimidad. Caracalla es el único Emperador que desarrolla una admiración y una veneración tan personal a la figura del macedonio, exteriorizándola constantemente en sus modos de actuar.Las fuentes contienen varias referencias a este suceso, la Historia Augusta si bien, solo se refiere a esto en una pequeña ocasión, si afirma que esta obsesión comienza en caracalla siendo un joven:

Después que rebaso su niñez, bien por la astucia de su carácter, bien porque consideraba que debía equipararse a Alejandro el Grande de Macedonia, se volvió más reservado, más severo e incluso de aspecto más atroz, hasta el punto de que muchos no creían que era el mismo que habían conocido de niño. Tenía siempre en sus labios a Alejandro Magno y las hazañas que este había realizado. (Historia Augusta 1989:287)

Dion Casio transite muchas anécdotas de la pasión que Caracalla le profesaba a Alejandro:

“el era tan entusiasta con Alejandro que usaba ciertas armas y copas que pensaba que habían pertenecido a el, tanto en los campamento como en la misma Roma (…)organizó una falange compuesta por 16000 soldados, todos ellos macedonios, la llamó la falange de Alejandro. El armamento de estos soldados era el mismo usado por las tropas de Alejandro (…) exigió ser llamado el Augusto del Este” (Dio 1955:293) 

 Relata Dion que en un momento, Caracalla escribió una carta al Senado diciéndoles, que Alejandro había vuelto a la vida en su persona ya que como desgraciadamente había tenido una vida tan corta, para cumplir su propósito necesitaba vivir nuevamente. Entre otras cosas, el autor sostiene que Caracalla profesaba un odio que constantemente aumentaba contra los filósofos aristotélicos, que lo llevaron desde un primer momento a quemar todos sus libros y prohibir sus reuniones hasta quitarles todos sus privilegios, ya que el consideraba que Aristóteles había tenido participación en la muerte de Alejandro. En ésta empresa de Dion, de tratar de resaltar esta admiración rayando lo infantil de Caracalla,describe que al preguntarle a un tribuno macedonio, su nombre, y el nombre de su padre, que era Filipo, inmediatamente fue promovido a la categoría de Senador con el rango de un ex pretor.Es ciertamente probable que el trasfondo histórico de esta imitación de Caracalla hacia Alejandro haya sido la situación militar del Imperio Romano en su frontera Este, debido a las constantes hostilidades contra el imperio Parto. Septimio Severo anteriormente se había enfrentado a este imperio durante los años 197 y 198. De igual manera, Caracalla marchó hacia esa frontera para luchar contra estos enemigos los cuales históricamente estaban relacionados con el Imperio Persa contra el que combatió Alejandro. Es factible que éste sentimiento de admiración hacia Alejandro, haya sido inculcado a Caracalla por su padre Septimio Severo, quien durante la lucha por el titulo imperial, marcha en el año 194 contra Pescenio Niger. La batalla decisiva se desarrolla en la zona de Issos en Cilicia, el mismo lugar donde Alejandro consigue su victoria contra el rey persa Darío en el año 333 a.C., esto seguramente haya despertado un primer sentimiento de admiración en Caracalla siendo todavía este un niño. Herodiano también refiere a esta alejandromanía de Caracalla, sostiene que la pasar por Tracia, territorio vecino de Macedonia, inmediatamente se convirtió en Alejandro, e intentó restaurar su memoria por todos los medios, encomendó a las ciudades a poner imágenes y estatuas de Alejandro, cubrió templos con aquellas estatuas, que según el, mostraban su parecido con el macedonio. El mismo Caracalla se presentaba vistiendo prendas macedonias como la causía, formó las falanges macedonias y ordenó que los generales que las comanden, tomen los nombres de los generales de Alejandro. En este afán de imitar a Alejandro, Herodiano cuenta lo vivido en Alejandría, a donde marchó bajo el pretexto de ver a la ciudad fundada en honor a su héroe y modelo, como así también honrar al dios Serapis. Inmediatamente ordenó preparar grandes sacrificios y ofrendas para ser entregadas en honor a Alejandro. Los habitantes de Alejandría quedaron impresionados al enterarse del afecto del emperador, es por eso que el recibimiento fue “como jamás se había tributado a un emperador”. Al llegar a Alejandría, Caracalla inmediatamente se dirigió a la tumba de Alejandro, donde se quitó su manto púrpura, sus anillos y todos los elementos de valor, y lo depositó en el sepulcro de Alejandro. Según Herodiano, este acto había sido ejecutado con el mayor de los cinismos por parte de Caracalla, ya que su verdadero fin era eliminarlos en respuesta al rumor de que los alejandrinos se burlaban de él, tanto de su situación como asesino de su hermano, como de su veneración a Alejandro. Urdió Caracalla un plan donde llevando engañados a un gran número de jóvenes, con la excusa de una selección para integrar las filas en la falange creada en honor a Alejandro, los hizo formarse desarmados, para posteriormente dar la orden a sus soldados de que los eliminaran. Caracalla buscó, al igual que Alejandro Magno, la universalidad del imperio, vemos esto reflejado en las constantes campañas contra los Partos, como así también la supuesta boda que Caracalla pretendió con la hija del rey Parto, esto dentro de este contexto de resignificación de la imagen de Alejandro, como la unión entre este renacido Alejandro y Roxana, lo que significaría no solo la ampliación del imperio sino también la consumación de la idea de universalización del imperio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: