El Santo Grial de la Arqueología mundial

 

Si tenemos en cuenta que el imperio de Alejandro Magno tenía de extremo a extremo algo así como 6.000 kilómetros, y que murió (en el año 323 aC) a unos 2.200 de casa, podemos empezar a entender que su tumba no se haya hallado nunca; si además tenemos en cuenta la juerga de sangre que se abrió tras su muerte entre quienes se disputaban su legado, podemos comprender que al menos haya cuatro sitios donde pudo ser enterrado; si a eso añadimos que tanto pudo morir por malaria como envenenado por la flor del Veratrum (bastaría un pétalo…), concluiremos que hallar el cadáver de Alejandro Magno sería una auténtica mina de ideas para los arqueólogos y que por ello éste es uno de los grandes retos pendientes de la arqueología.

Dónde está Alejandro? ¿Bajo la cripta de la mezquita de Nabi Daniel en Alejandría? ¿Oculto entre las millares de momias doradas del oasis de Bahariya? ¿Desmenuzado en mil reliquias y amuletos de la tardoantigüedad? Se ignora el paradero del cuerpo y la tumba del que fuera el mayor conquistador del mundo. Desde que murió y fue embalsamado en Babilonia en el 323 antes de Cristo hasta que en 2002 un extravagante experto aeroespacial, Andrew Chugg, propuso que Alejandro yacía bajo el altar mayor de la basílica de San Marcos en Venecia (¡!), pasando por 1995, cuando la dudosa arqueóloga griega Liana Souvaltzi anunciara el hallazgo de su sepulcro en el oasis de Siwa -no era verdad: fue una de las grandes decepciones de la arqueología-, la historia de los restos del rey macedonio y el monumento destinado a contenerlos, el Soma, está envuelta en maravilla, misterio y leyenda. Incluso Hamlet especuló sobre el tema.

Hay que partir de una premisa. Una cosa es la tumba y la otra es el cuerpo. Alejandro muere en Babilonia en junio del año 323, cuando en la zona ya hace mucho calor y donde existen brotes de malaria. El 31 de mayo de aquel año, hace ahora 2.340 años, se desmaya durante una fiesta nocturna, tras sufrir punzadas en la espalda. No se sabe si ello se debió a la bebida, porque como recoge el sensacional Alejandro Magno, conquistador del mundo

(Acantilado, 2007), de Robin Lane Fox, el rey era al parecer un buen bebedor y cayó al suelo después de brindar por los 19 comensales que le acompañaban. Pero esta información fue divulgada por Efipo, al parecer un precursor de las fake news: un charlatán. En Vidas de Alejandro y César (Acantilado, 2016), el historiador griego Plutarco explica que el gran emperador “era menos afecto al vino que lo generalmente supuesto”. Más allá de las causas, nos interesa es quiénes eran los otros 19. La lista tardó sólo unos diez años en conocerse, y por eso sería importante dar con el cuerpo, más que con el sarcófago: ¿fue envenenado?

Para el profesor de arqueología británico Andrew Chugg, uno de los mayores expertos y divulgadores de la figura de Alejandro, es “incontestable” que fue trasladado a su gran creación, Alejandría, porque así lo relataron en años inmediatos personajes como Julio César, César Augusto, Septimio Severo y Herodes, entre otros. El problema es que con las revueltas contra cristianos de los siglos posteriores al dominio romano, no se sabe qué pasó con el cuerpo. También en Alejandría sitúa el entierro el profesor de la Universidad de Bristol Nicholas Saunders, otro de los mayores expertos del mundo en este episodio histórico, pero “el hecho de que tengamos tan poca evidencia real significa que a puede estar en todas partes o en ninguna”, lamenta.

Chugg tiene claro, si no dónde está, qué habría que hacer primero: “La momia de San Marcos Evangelista aparece a fines del siglo IV dC, más o menos cuando el cuerpo de Alejandro desaparece. San Marcos funda la iglesia cristiana de Alejandría, ciudad fundada por Alejandro. Hay documentos que dicen que mientras el cuerpo de San Marcos fue quemado por los paganos, Alejandro había sido deificado, era una especie de dios pagano, justo cuando el culto pagano fue prohibido. ¿Qué haces con el cuerpo de un dios pagano que es el fundador de tu ciudad si eres un líder cristiano de la ciudad donde el culto ha sido declarado ilegal? Una posible respuesta es que tu pretendes que este es el cuerpo perdido de un santo cristiano que escribió un evangelio y fundó una iglesia cristiana en tu ciudad. Y los cristianos cambiaron muchas fiestas paganas en fiestas cristianas… el supuesto cuerpo de San Marcos fue llevado a Venecia en 828 dC por dos mercaderes. Yace aún en un sarcófago. Sería fácil comprobar si es Alejandro, porque había sufrido heridas en el esternón y en la parte baja de la pierna. Menos de uno entre un millón tendría esas heridas. Pero la Iglesia ha rechazado la idea”.

“Es diferente si hablamos de cuerpo o de tumba. La tumba seguramente quedó muchos metros por debajo de la actual Alejandría. El cuerpo podría bien haber sido destruido durante revueltas cristianas, bien haber sido escondido en algún lugar, quizás en el cementerio de Bahariya, en el Valle de las Momias Doradas. Mi especulación favorita es que fue vendido como reliquia en trozos, como talismán, a los alejandrinos”, explica Saunders. Ambos creen que no hay proyectos importantes detrás de Alejandro. “Siempre hay alguien buscándolo, en lugares extraños como Jordania, Grecia o EE.UU… pero que yo sepa no hay ninguna investigación seria en este momento”, dice Chugg.

Y es una lástima, vaticina, “porque sería el mayor descubrimiento de la historia, mayor que el de Tutankamon o Pompeya, porque su importancia histórica es mucho mayor. Nos daría datos de su aspecto y etnia, conseguiríamos su ADN y podríamos conocer qué relación tiene con la mujer de unos 60 años cuyo esqueleto aparece en la tumba de Anfípolis en 2014 y que yo creo que es su madre, Olimpia”.

¿En Alejandría, Venecia o hecho pedazos? ¿Dónde yace el rey?. Quizás nunca lo sepamos, lo que aumenta aún más su aura misteriosa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: